Este sitio web usa cookies para que puedas disfrutar de una óptima experiencia de usuario y para que podamos entender cómo usas la web. Si consientes el uso de cookies en esta web, sigue navegando con normalidad. Puedes encontrar más información sobre las cookies que usamos y configurar su uso visitando nuestra página de configuración de cookies.

Blog

Quemar calorías más rápidamente es posible con la ayuda de los alimentos termogénicos

te-verde

La termogénesis es un procedimiento por el cual aumenta la temperatura corporal a causa de un rápido funcionamiento del metabolismo. Esto hace que nuestro cuerpo tenga que consumir más calorías. Por regla general, una persona con un metabolismo más lento es más propensa al sobrepeso.

La principal acción que hace que nuestro cuerpo aumente de temperatura para conseguir este efecto es la actividad física. Practicar un deporte asiduamente o acudir al gimnasio son, junto a una alimentación equilibrada, la clave para perder peso de forma saludable y progresiva.

No obstante, podemos compaginar ambos conceptos con la alimentación termogénica. Se trata de ciertos alimentos que, por sus propiedades, actúan como elevadores de la temperatura corporal. Concretamente, funcionan haciendo que nuestro metabolismo funcione más deprisa a la hora de digerirlos, lo que aumenta la quema de calorías con respecto a una digestión normal.

Estos alimentos contienen normalmente compuestos como la capsaicina, la efedrina o la cafeína. Estos no solo facilitan la quema de grasas, sino que ayudan a reducir considerablemente el nivel de colesterol. A continuación, te detallamos cuáles son los alimentos termogénicos más importantes y sus características, dividiéndolos en tres grandes grupos: cafés e infusiones, especias y semillas y, por último, alimentos.

Cafés e Infusiones

  • Café: la cafeína, ingerida de forma moderada, contribuye a lograr este efecto termogénico. Moviliza el tejido adiposo, contribuye a retrasar la absorción de carbohidratos y estimula el sistema nervioso. Sin embargo, no conviene abusar. Demasiada cantidad de café puede crear el efecto contrario ya que tiende a aumentar la secreción de insulina.
  • Té verde y té blanco: el polifenol presente en estas infusiones disminuye los niveles de colesterol y actúa como antioxidante. Además, el té verde contiene cafeína y catequinas, para estimular el sistema nervioso.

Especias y semillas

  • Chiles: contienen la anteriormente nombrada capsaicina a la que debe su sabor picante. No solo son antioxidantes y quema grasas, sino que además aportan sensación de saciedad. Pueden aumentar considerablemente el metabolismo hasta en un cuarto de su funcionamiento habitual y su efecto dura varias horas después de la ingesta.
  • Pimienta negra: la piperina es el elemento fundamental de la pimienta. Su función es estimular los receptores del sistema nervioso y bloquear la formación de nuevas células de grasa. Su absorción es aún mejor si la combinamos con otras especias como el curry o la cúrcuma.
  • Jengibre: además de sus propiedades termogénicas, es un potente antiinflamatorio natural.
  • Mostaza: puede llegar a acelerar el metabolismo hasta el doble de su funcionamiento habitual.
  • Canela: cuando se producen variaciones bruscas de insulina o azúcar en sangre, tenemos sensación de hambre. La canela contribuye a regular los niveles de glucosa en nuestro organismo y mantenerlos estables.
  • Quinoa: además de su acción gema grasa, contiene proteínas y fibra.
  • Avena: contienen minerales, actúa como antioxidante y contiene fibra. Este alimento da sensación de saciedad y mejora las digestiones, normalizando los niveles de triglicéridos y glucosa.
  • Semillas de lino: nos aportan gran cantidad de Omega 3, lo que nos aporta grasas buenas y es beneficioso frente al colesterol.

Alimentos

  • Tomates: es un antioxidante potente que además regula el sistema digestivo, combate el colesterol, regula el nivel de azúcar y nos aporta gran cantidad de fibra.
  • Naranjas: mejor tomarlas enteras que en zumo, pues de esta forma mantenemos intacta toda su fibra. Esta hace que contrarreste el aporte de azúcar de la propia fruta, absorbiéndolo lentamente sin alterar el nivel de glucosa del organismo.
  • Pomelos: al igual que las naranjas, aportan gran cantidad de fibra, además de ser fuente de vitaminas y antioxidantes.
  • Manzanas: lo ideal es consumirlas sin pelar, ya que en su piel es donde encontramos la mayor parte de su fibra.
  • Peras: esta fruta nos aporta gran cantidad de agua, además de fibra, vitaminas y antioxidantes.
  • Plátanos o bananas: a pesar de su gran contenido en fructosa, son fuente de potasio. Esto es importante sobre todo a la hora de hacer deporte, pues nos aporta energía.
  • Melón: al igual que la pera, este alimento aporta fibra, vitaminas y mucha agua.
  • Arándanos: es importante evitar añadirles azúcar. Por lo demás, son una fruta que es conveniente ingerir frecuentemente que un gran poder antioxidante que le confiere excelentes cualidades como quema grasa.
  • Batatas: a pesar de su sabor dulce respecto a una patata tradicional, el aporte calórico es muy bajo y tienen gran cantidad de fibra y minerales, además de vitaminas C y B6.
  • Aguacate: su alto contenido en grasas buenas nos ayuda a eliminar aquellas nocivas de nuestro organismo.
  • Espárragos: regulan el aparato digestivo, los niveles de azúcar y grasas y aporta minerales y vitaminas. Además, son una gran fuente de fibra.
  • Champiñones y setas: nos aportan un número de calorías muy bajo y son ideales para combinar con toda clase de alimentos.
  • Nueces: alimento de recomendado uso diario, nos aportan grasas saludables, fibra, proteínas vegetales, ácido fólico, magnesio, calcio y vitaminas.
  • Piñones: poseen un nutriente que ayuda a perder el apetito y nos proporciona sensación de saciedad.
  • Claras de huevo: aportan proteínas y evitamos la grasa que incorporan las yemas.
  • Pechugas de pollo, pavo y carnes magras: son una gran fuente de proteínas, necesarias en cualquier dieta.
  • Lentejas: además de la gran cantidad de fibra que tienen, aportan hierro, fundamental para combatir la tan temida anemia, y contienen proteínas.
  • Salmón: el alto contenido de este pescado en Omega 3 hace que sea un quema grasas nocivas imprescindible en nuestra dieta.
  • Aceite de coco: estimula el sistema inmune, la digestión, el metabolismo y contribuye a perder peso y mantener los niveles de colesterol estables. 
  • Aceite de oliva: de sobra son conocidas también las ventajas que ofrece el aceite de oliva, entre las que se encuentran la eliminación de grasas y la prevención de enfermedades.

Como ves, una dieta equilibrada y saludable es una aliada perfecta. Sobre todo, cuando se trata de alimentos que pueden ayudarnos a agilizar nuestro metabolismo y quemar grasas con mayor facilidad. Combinando una alimentación sana con ejercicio físico, conseguiremos mejorar nuestro sistema digestivo, inmunológico y nervioso, a la par que nos deshacemos de las grasas nocivas.

Virgin Active
#AlwaysDiscovering

Comentarios ()