Este sitio web usa cookies para que puedas disfrutar de una óptima experiencia de usuario y para que podamos entender cómo usas la web. Si consientes el uso de cookies en esta web, sigue navegando con normalidad. Puedes encontrar más información sobre las cookies que usamos y configurar su uso visitando nuestra página de configuración de cookies.

Blog

¿Qué deportes puedo practicar durante el embarazo?

embarazada

La actividad física es muy recomendable durante el embarazo porque estimula la circulación y también la respiración. Y es que la práctica de ejercicio físico durante la etapa de embarazo es muy saludable. Es necesario que se practique con moderación y sin exagerar en cuanto al esfuerzo y a la frecuencia ¿Has oído hablar ya de esta temática?

Footing, stretching, yoga, gimnasia de mantenimiento (suave) o incluso yoga son algunos de los deportes que los profesionales del sector pueden recomendar para que se lleve a cabo su práctica. Todos ellos comparten una característica y es que permiten tonificar y estirar los músculos, preparándonos así para el momento del parto. Algunos pequeños consejos que deberás tener en cuenta si estás embarazada son:

  • No aumentar el tiempo de realización de deporte en más de 2 horas a la semana.
  • Aumentar de manera progresiva y gradual los ejercicios independientemente del tipo de deporte que se practique.
  • Modificar los ejercicios con el crecimiento del bebé. Al crecer la tripa debes prestar una atención especial a los ejercicios que se relacionen con la franja abdominal.
  • Respira hondo y bien mientras practicas deporte ya que es fundamental para una correcta realización del ejercicio.
  • Hidrátate correctamente. Bebe la cantidad necesaria de agua antes y después de la práctica del ejercicio.

La Academia Americana de Obstetricia y Ginecología recomienda a todas las mujeres embarazadas que nos ejercitemos al menos durante 30 minutos al día. Eso sí, existen excepciones: personas con enfermedades cardíacas, riesgo de parto prematuro o incluso sangrado vaginal deberán prestar máxima atención a su situación.

Las mujeres deportistas no necesitan modificar su rutina de ejercicios debido a su estado, pero una mujer embarazada que no haya sido deportista con anterioridad puede comenzar a hacerlo. Y es así como lo indica la Academia Americana de Obstetricia y Ginecología.

Los beneficios que se obtienen de la práctica de ejercicio durante el embarazo son muchos: aumento de energía, alivio del estreñimiento, menor cantidad de calambres en las piernas, menor sensación de hinchazón y gases, aumento del ánimo y una ayuda extra a la hora de relajarse. No cabe duda de que los beneficios son muchos y muy variados ¿Qué te parece?

También se controla la diabetes derivada del embarazo, mejora la cantidad y calidad del sueño y puede ayudarte a prepararte para el momento del parto. A menos que el médico te indique lo contrario, podrás hacer ejercicio moderado durante 30 minutos al día. Es imprescindible que antes se hayan descartado riesgos o enfermedades.

En definitiva, ponte ropa y zapatos cómodos y mantente activa para sentirte mejor con tu estado y contigo misma.

¿En qué etapa del embarazo se puede comenzar a realizar ejercicio?

La respuesta a esta pregunta dependerá de cada mujer. Por este motivo, siempre será mejor que consultemos con el ginecólogo sobre la posibilidad de realizar deporte.

El motivo principal que nos lleva a hacernos esta pregunta es que durante el primer trimestre del embarazo se da el estado más delicado del feto. Por ello, una vez que hayas confirmado la noticia de tu embarazo asegura con tu especialista las costumbres que mantienes en todo lo relativo a la actividad física.

Si estabas acostumbra a realizar deporte diariamente y a un ritmo fuerte deberás reducirlo o al menos realizarlo de manera moderada.

Como puedes observar, la práctica de ejercicio durante la etapa de gestación es totalmente recomendable, pero hay actividades que están más enfocadas al nuevo estado que otras. Por todos estos motivos, consulta con el ginecólogo para comenzar con la rutina de ejercicios que te ayudarán a pasar de manera más saludable esta nueva etapa de tu vida.

Como puedes ver se trata de lógica. Lo menos recomendable será iniciar una nueva actividad a la que no estas acostumbrada.

Toma nota de los deportes que están recomendados para atravesar la etapa del embarazo en la mejor condición física que se traducirá a su vez en salud para la madre y el hijo.

Deportes y beneficios de su práctica durante el embarazo

Caminar: Es una manera perfecta de comenzar a practicar ejercicio si antes de estar embarazada no realizabas ningún deporte. Se recomienda caminar 30 minutos al día durante toda la semana.

Nadar: Es una práctica excelente que permite trabajar varios músculos del cuerpo y gracias al agua se evitan complicaciones como las torceduras o lesiones musculares.

Ciclismo: Es un ejercicio aeróbico extraordinario. Se prefiere su práctica en bicicleta estática para evitar caídas.

Trotar o correr: Si eres una corredora habitual puedes seguir haciéndolo, pero no elijas esta práctica si antes de quedarte embarazada no la practicabas.

Ejercicios aeróbicos: En la actualidad existen ejercicios aeróbicos indicados específicamente para las mujeres embarazadas.

Yoga: Esta práctica ayuda a fortalecer y estirar los músculos. También contribuye a desarrollar buenas técnicas de respiración.

Ejercicios de fortalecimiento muscular: Este tipo de práctica se recomienda realizarlo solo bajo la supervisión de profesionales del sector para evitar lesiones asociadas a una mala práctica. Los movimientos serán lentos y siempre controlados.

Pilates: Se consigue mejorar la postura corporal, así como el fortalecimiento de los músculos.

Golf y bolos: Ambos son deportes muy seguros y divertidos para las mujeres embarazadas. Necesitarás adaptarte al cambio, aunque no es un ejercicio aeróbico o de tonificación.

¿Qué ejercicios no debes practicar durante el embarazo?

Deportes que impliquen el uso de raquetas: Al realizar movimientos rápidos pueden aumentan las caídas y por ello se recomienda evitar este tipo de prácticas.

Patinar, practicar gimnasia deportiva, rítmica y equitación: Al verse afectado el sentido de equilibrio se corre el riesgo de chocar y caerse. Por este motivo no se recomienda su práctica.

Esquiar sobre agua, hacer surf o clavado: Caer al agua a velocidades muy elevadas puede poner en riesgo tu salud y la de tu bebé. Además, existen muchos deportes que te aportarán grandes beneficios para la salud de ambos si los practicas regularmente.

Deportes con contacto físico: Es lógico ¿no? Presta atención y cuida tu tripa de posibles golpes.

Buceo: Existe predisposición de descompresión por el aumento de la presión.

Finalmente, utiliza la lógica y realiza deporte con tranquilidad ya que contribuirás de manera positiva a tu salud y a la de tu bebé. Tan solo ten en cuenta que es necesario prestar atención a tu nueva condición.

Virgin Active
​#AlwaysDiscovering

Comentarios ()