Este sitio web usa cookies para que puedas disfrutar de una óptima experiencia de usuario y para que podamos entender cómo usas la web. Si consientes el uso de cookies en esta web, sigue navegando con normalidad. Puedes encontrar más información sobre las cookies que usamos y configurar su uso visitando nuestra página de configuración de cookies.

Blog

Entrenamiento deportivo con Google Fit

google-fit

Como ya tendrás bien comprobado, la tecnología se ha convertido en una herramienta indispensable para multitud de aspectos de tu día a día. Su máximo exponente es el Internet de las cosas, que sirve para mantenerte conectado a multitud de dispositivos que facilitan tu rutina. También en el deporte, y en tu puesta en forma y mantenimiento, puedes encontrar aplicaciones convertidas en estupendos ayudantes que trabajan para ti y que se orientan a esa conexión total.

Google Fit es una de esas apps deporte que Google pone a tu disposición como un interesante complemento a la hora de controlar tu actividad deportiva. Pero Google Fit va bastante más allá. Además de cuantificar el ejercicio que hagas, recopila toda la información que le quieras facilitar y, según esto, te ofrece pautas de nutrición y sugiere entrenamientos. Un buen ayudante para ese fin último del bienestar físico que redunda en tu bienestar general. Su información puede resultar de gran interés para enfocar tu entrenamiento en el gimnasio, de manera más ajustada a tu actividad real del día a día.

El control de la información

Uno de los principales valores que te ofrece Google Fit es el control de toda tu actividad. Una vez encendida, y de manera rápida y eficaz, pasa a medir y controlar cualquier proceso de actividad, ofreciendo una visualización del estado de la actividad, así como los valores finales obtenidos. Google Fit no es un objetivo en sí mismo, no va a hacer deporte por ti, pero su simple descarga es una buena declaración de intenciones por tu parte, pues, sin duda, puede ser un ayudante muy útil para deportistas amateur, para profesionales del deporte o solo para cualquier usuario que quiera acercarse a conocer qué grado de actividad realiza en su día a día.

Algunas otras aplicaciones anteriores ya posibilitaban la fijación de objetivos y el establecimiento de un seguimiento. Todo regulable por ti como usuario. Google Fit, gracias a la gran penetración en todo tipo de dispositivos, se transforma en un complemento que usará tu espacio en la famosa nube para que puedas trabajar con ella en cualquier momento, bien desde tu reloj android (que además puede registrar y contar abdominales o flexiones), desde tu móvil, tu tablet, tu ordenador o cualquier otro elemento conectado.

El único punto débil que puedes encontrar en Google Fit se circunscribe al entrenamiento en sí que vayas a hacer. O sea, que la aplicación podrá sugerir, pero no siempre ofrecer la programación más adecuada de la actividad deportiva necesaria para el fin último que busques, ya sea la preparación de una maratón o la pérdida de unos kilos de más. El establecimiento de tus parámetros más completos no da a conocer absolutamente tu estado físico, tu química, tu preparación previa y tu historial. De ahí que sea un complemento estupendo, pero no el todo, para la práctica deportiva.

Lo que sí es cierto es que la disponibilidad absoluta de la aplicación te aportará ese control necesario para que el seguimiento de tu actividad pueda ser una meta regular. Ya no podrás tener excusas para controlar tu actividad. Podrás consultar la aplicación allí donde estés.

Te sorprenderá siempre lo rápido que Google Fit se conecta para ofrecerte tu posición, tus pasos, las calorías que vas quemando y lo cerca o lejos que tienes tu objetivo. Es más, normalmente, Google Fit arranca con el encendido de tu dispositivo y puede registrar una ruta, aunque hayas olvidado planificar en él.

Además, durante los entrenamientos deportivos, Google Fit se ocupa de ofrecer información absolutamente precisa sobre tu ritmo, la elevación, la velocidad…

Sin duda, una de las aplicaciones deportivas más completas que incluso puede recopilar tus horas de sueño para un mejor seguimiento y ofrecer una suma mucho más aproximada de calorías quemadas al día gracias a estimaciones de consumo mientras no realizas actividad o deporte alguno, solo basándose en tus características aportadas a la aplicación.

El mejor uso de Google Fit

El hecho de que dispongas de una buena herramienta como Google Fit puede servir para despertar esas buenas intenciones con vistas a una planificación deportiva de mayor o menor intensidad o simplemente para conocer mejor tu actividad diaria buscando una pérdida de peso, pero está claro que su función es la de una mera herramienta que, pese a que te puede ofrecer una muy relevante información, necesita de un tratamiento y refuerzos adecuados para alcanzar el fin último en la mejora de nuestro bienestar.

Modificando ligeramente el viejo eslogan de una marca de neumáticos, diríamos: la información sin control no sirve de nada. El acopio de tantos datos sobre los kilómetros que hacemos al día, sobre las calorías quemadas, las sugerencias de la propia aplicación… Todo eso puede caer en saco roto si no lo orientas debidamente.

En tu gimnasio encontrarás siempre al personal más cualificado para interpretar todos esos valores de tu día a día, transformados para los profesionales en un referente de gran valor para poder establecer tu programa ideal en el gimnasio.

Hasta ahora podías ir al gimnasio y comentar a tu entrenador tus necesidades físicas, desde la preparación más intensiva hasta la simple mejora general en lo físico y en lo anímico. Con una herramienta como Google Fit, además, le estarás aportando esa información que hasta ahora solo quedaba en la parcela más subjetiva.

Cuando un entrenador puede llegar a conocer lo que caminas en tu día a día, las calorías que quemas, las pautas nutritivas que sigues… Todos esos aspectos se convierten en un auténtico tesoro que permite el ajuste perfecto entre tu anatomía, tus posibilidades y el entrenamiento perfecto.

Sin duda la llegada de Google Fit, con su disponibilidad total, su sencilla interacción, su capacidad de programarse y ajustarse a tus particularidades, se ha convertido en un primer nivel de conocimiento de tu cuerpo. La posibilidad de establecer metas en la propia aplicación es un incentivo añadido. Conforme vayas avanzando en su uso, disfrutarás del histórico de tus entrenamientos o de tu actividad más simple, para que consideres tu evolución y puedas plantear nuevas metas en periodos más largos.

Virgin Active
#AlwaysDiscovering

Comentarios ()