Este sitio web usa cookies para que puedas disfrutar de una óptima experiencia de usuario y para que podamos entender cómo usas la web. Si consientes el uso de cookies en esta web, sigue navegando con normalidad. Puedes encontrar más información sobre las cookies que usamos y configurar su uso visitando nuestra página de configuración de cookies.

Blog

Clases colectivas. ¿Te animas con el Kick Boxing?

kick-boxing

El deporte es parte de nuestro día a día. La mayoría de la población opta por un estilo de vida saludable y el deporte es una de las opciones preferidas. Las ventajas de la práctica deportiva son muchas y cada uno ha encontrado esa disciplina que cumple con el objetivo de cuidar su salud y vernos y que nos vean mejor.

Deportes de equipo, ciclismo, running o gimnasio son algunas de las opciones que elegimos cuando queremos hacer alguna actividad física. Y dentro del gimnasio la opción de las clases colectivas se ha demostrado como una de las más atractivas ya que aúna lo bueno del deporte con la faceta lúdica y además te permiten conocer gente, otras personas que tienen los mismos gustos, aficiones e inquietudes que tú. En este post vamos a hablar sobre una clase colectiva en auge, el Kick boxing.

En qué consiste el Kick boxing

Es un deporte de contacto originario de Japón. En él se combinan técnicas del boxeo con artes marciales como el muay thai (aunque en el kick boxing no se utilizan los golpes con los codos o las rodillas) y el kárate. Es, por tanto, lo que se considera un arte marcial combinada o mixta.

Ventajas del kick boxing

El Kick boxing es una disciplina que requiere un gran derroche físico. Combina entrenamiento aeróbico (de resistencia), con el anaeróbico (esfuerzos de altísima intensidad durante períodos muy cortos de tiempo, en ocasiones unos segundos).

Esto lo convierte en una disciplina muy completa. Los practicantes del kick boxing tienen la suficiente capacidad física para hacer una carrera de 10 kilómetros (la distancia más extendida en el running) y, a la vez, la fuerza necesaria para en un momento dado completar una sesión de pesas en el gimnasio.

De hecho para los que acuden a clases de Kick boxing está más que indicado hacer un entrenamiento complementario aeróbico (carrera continua, nadar, bici) y anaeróbico (sesiones de pesas en los que se trabajen todos los grupos musculares buscando ganar fuerza, no la hipertrofia del culturista).

Otra de las ventajas del Kick boxing es que tonifica el cuerpo. Es un deporte completo en el que se trabaja tanto el tren inferior como el superior. Como en todos los deportes, cuesta entrar en forma, pero una vez se llevan varias semanas te notarás más tonificado y mucho más fuerte, tanto en lo que se refiere a fuerza (levantar o mover peso), como en resistencia (verás como tras varias semanas de práctica los esfuerzos cardiovasculares se hacen mucho más llevaderos).

También se incluyen entre los beneficios del Kick boxing el que nos ayuda en la concentración, algo fundamental por ejemplo en nuestro día a día laboral. En este se combina el tener que golpear al adversario con que éste no nos golpee a nosotros. Según vamos asistiendo a más sesiones podremos comprobar que nuestra concentración ha mejorado precisamente para ejecutar correctamente ambas acciones, la de dar y la de no recibir.

Además también notaremos que mejora nuestra concentración, precisamente por lo mismo que comentábamos unas líneas más arriba. En un deporte de contacto, cualquier despiste puede significar que el púgil “bese” la lona, por eso en el Kick boxing la práctica nos exige concentración y esto también es algo que podemos trasladar a nuestra vida diaria.

La coordinación es otro de los beneficios de este deporte. Cualquier disciplina en la que hay que combinar el uso de piernas y brazos nos obliga a estar mínimamente coordinados y frente a deportes ampliamente practicados como el running, el ciclismo, la natación o la simple musculación, en las que apenas se trabaja la coordinación porque apenas es necesario combinar el uso del tren superior y del tren inferior, en el Kick boxing es algo imperativo y forma parte de la rutina de entrenamiento. De hecho es una cualidad que se adquiere, por lo que las clases de Kick boxing están más que indicadas para esas personas que andan algo bajas de coordinación.

Aumenta la confianza en uno mismo. La práctica de cualquier deporte nos da ese plus de confianza que se consigue gracias a la práctica en sí, la constancia, el ser capaces de completar las sesiones de entrenamiento, el poder ir mejorando con la práctica. Pero es que además el Kick boxing tiene la ventaja de que nos ayudará a estar más seguros porque es un deporte de defensa personal, lo que nos da un plus de confianza.

También nos ayuda a reducir el estrés. Familia, trabajo, casa, amigos… son muchos los problemas que nos preocupan en nuestro día a día. Poder contar con un rato de relax, en el que olvidarnos de todo y centrarnos únicamente en la clase de Kick boxing. Además, como las sesiones son muy intensas es imposible pensar en otra cosa que en lo que estás haciendo en ese momento. Qué mejor manera para olvidarse de los problemas que con una clase de Kick boxing.

Entrenamiento complementario para el Kick boxing

Como hemos comentado, el Kick boxing combina tanto la fase aeróbica como la anaeróbica. Exige tener un cierto nivel físico, tanto de fuerza como de resistencia. Vamos a terminar este post con unos consejos sobre ejercicios que se pueden hacer para complementar el entrenamiento específico.

Carrera continua suave. Es la mejor forma de trabajar la base aeróbica. Corre un par de días a la semana durante media hora a 45 minutos a un ritmo que te permita ir hablando con el compañero. Puedes probar a correr descalzo, con lo que trabajarás tanto la musculatura de los pies como conseguirás también fortalecer los tobillos.

Tonificación. Ya dentro del gimnasio, trabaja todos los grupos musculares siguiendo la máxima de poco peso y mucha repetición. No se trata de tener los músculos exageradamente grandes (hipertrofia), sino de tenerlos fuertes. Prueba con sesiones de 20, 15, 12 y 10 repeticiones con el máximo de peso que puedas levantar para completar el total de repeticiones.

Siempre que trabajes con las máquinas del gimnasio presta especial atención a las posturas. Ante la más mínima duda consulta con el monitor. Y utiliza los espejos del gimnasio para corregir posturas.

En resumen, el kick boxing es un camino idóneo hacia la disciplina, el desarrollo físico y el bienestar.

Virgin Active
#AlwaysDiscovering

Comentarios ()