Este sitio web usa cookies para que puedas disfrutar de una óptima experiencia de usuario y para que podamos entender cómo usas la web. Si consientes el uso de cookies en esta web, sigue navegando con normalidad. Puedes encontrar más información sobre las cookies que usamos y configurar su uso visitando nuestra página de configuración de cookies.

Blog

Bebidas electrolíticas deportivas para hacer en casa

sandia

Las bebidas electrolíticas o isotónicas ayudan al cuerpo a rehidratarse rápidamente después de realizar una actividad física intensa. Nos aportan una gran cantidad de minerales y glucosa.

Para las personas que lleven un estilo de vida en el cual prefieren una alimentación natural y rechacen las bebidas energizantes o isotónicas industriales de venta en tiendas, proponemos 10 bebidas electrolíticas para hacer en casa fácilmente.

Bebidas electrolíticas deportivas

1. Sales

Las sales tienen la función de mantener el cuerpo cargado, con energía. Estos minerales (sodio, potasio, calcio y magnesio) son requeridos por nuestro cuerpo. Por esta razón, la sal está presente en la mayoría de las bebidas que aquí te contamos. El sodio es el electrolito que más perdemos durante la sudoración. Para recuperar los niveles de sodio podemos mezclar un poco de sal en un vaso de agua. Otros alimentos como las galletas, los frutos secos salados o las sopas contribuyen a reponer este mineral.

2. Frutas cítricas

Los cítricos son ricos en vitamina C. De todas las opciones, el limón es la mejor fruta para reponer electrolitos, además de otras como la naranja, la lima y el pomelo, que también son válidas después del esfuerzo físico. Se pueden consumir estas frutas tanto de forma cruda como haciendo un batido con su jugo. Te proponemos hacer una limonada, ya que se trata de una de las bebidas isotónicas más fáciles de preparar. Solo necesitarás el zumo de uno o dos limones, un litro de agua, una cucharada grande de miel, una cucharadita de sal marina y otra de bicarbonato.

La preparación es muy sencilla, puesto que solo hay que mezclar todos los ingredientes hasta que estén bien disueltos e introducir la mezcla en la nevera hasta que se enfríe.

3. Sandía

El jugo de sandía es perfecto para reducir el dolor muscular después de un entrenamiento. Además, esta fruta es rica en licopeno, que funciona como antioxidante y ayuda a mantener el corazón sano. La sandía posee propiedades digestivas que favorecen la expulsión de gases y desechos, a la vez que apoya la absorción de nutrientes y disminuye la sensación de hinchazón. Al mezclarla con otros ingredientes como pepino, apio y limón obtendrás una bebida rica y estimulante del sistema gastrointestinal.

4. Agua de coco

El agua de coco es una potente bebida isotónica natural. Es refrescante, dulce y tiene un alto componente de minerales. Además, posee el mismo balance de electrolitos que nuestra sangre. Es una fuente natural de potasio y carece de azúcar añadido. El agua de coco tiene cinco electrolitos que el cuerpo necesita: potasio, sodio, magnesio, fósforo y calcio. Es posible mezclar el agua de coco con miel o el zumo de otras frutas o, simplemente, beberla sola al término de la actividad física.

5. Bebida electrolítica básica

Esta es la más conocida y sencilla de elaborar, ya que muchos de nosotros la hemos tomado desde pequeños. Sus únicos ingredientes son agua, azúcar y sal. Esta bebida es perfecta para combatir la deshidratación y proporciona energía inmediata.

Para que tenga mejor sabor es posible agregarle miel en vez de azúcar o incluso añadir rodajas de frutas. ¡A gusto del consumidor!

6. Bebida deportiva a base de jengibre

Esta raíz de origen asiático tiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a combatir el dolor muscular. Además, alivia náuseas y mareos y su uso es equivalente al ibuprofeno o la aspirina.

Ayuda a realizar las digestiones y, además, según algunos estudios, tomar 2 cucharadas al día reduce en un 25 % el dolor muscular tras una sesión de entrenamiento intensa.

Una de las formas más sencillas de tomarla es preparar un zumo de frutas con jengibre. Ingredientes como pera, plátano, semillas de lino o jengibre hacen una de las recetas más recomendables para cuidar los músculos.

Además, su preparación es fácil: primero tendrás que cortar la pera (con o sin piel) y el plátano y pasarlo todo por la licuadora. Después, se añaden las semillas de lino en polvo y el jengibre. Sencillo, ¿eh?

7. Bebida de semillas de chía

Las semillas de chía son un buen alimento energético, llenas de ácidos grasos omega 3, proteínas y fibra. Además, tienen cinco veces más cantidad de calcio que la leche. Actúan como antioxidante y tienen más hierro que las espinacas.

Te proponemos la siguiente receta: deja en remojo durante una hora una cucharadita de semillas de chía con medio vaso de agua. A continuación, exprime el limón y mézclalo con un vaso de agua. Por último, mezclas el agua con limón junto con el agua de semillas de chía. Puedes añadirle un poco de miel para que te encante aún más el sabor.

8. Bebida de arándano y arce

El arándano, además de delicioso, es una buenísima opción para recuperar los electrolitos agotados. El jugo de arándano es muy eficaz para la limpieza de los riñones y la vejiga, a la vez que actúa como desintoxicante del sistema linfático.

Para esta receta solo necesitas dos tazas de jugo de arándano, cuatro de agua, dos cucharadas de jarabe de arce o miel, media cucharada de sal marina y anís estrellado. Mezcla todos los ingredientes; el anís estrellado deberás dejarlo en la mezcla durante una hora y después colarlo. ​

9. Bebida de limón con lima

Como receta alternativa a la limonada, te proponemos la siguiente: 1/4 taza de jugo de lima, 1/4 taza de jugo de limón, dos tazas de agua fresca, dos cucharadas de miel de abeja y sal al gusto.

Mezcla todos los ingredientes anteriores en una batidora y añade a la bebida unos cubos de hielo. Además de refrescante, proporciona energía inmediata al cuerpo.

10. Bebida de limón y naranja

Por último, te proponemos que mezcles 1/4 taza de jugo de limón, 1/2 taza de jugo de naranja, dos tazas de agua mineral, dos cucharadas de miel y sal. Deberás batirlos bien y obtendrás esta rica y refrescante bebida.

En conclusión, ahora que ya sabes estos diez consejos y recetas de bebidas electrolíticas, lo único que tienes que hacer es abrir tu nevera y ponerlo todo en práctica. La mayoría de los alimentos los tienes en tu cocina y nunca habías pensado cómo tomarlos. ¿A qué esperas?

Virgin Active
#AlwaysDiscovering

Comentarios ()